Inicio > Etapas > Adolescencia > Cómo puedes ayudar a tu hijo a enfrentarse a la EBAU

Cómo puedes ayudar a tu hijo a enfrentarse a la EBAU

Enfrentarse a la EBAUYa en pleno tercer trimestre, se acerca el final de curso y, con él, la temida prueba de acceso a la universidad para los alumnos de segundo de Bachillerato. Todavía queda tiempo, pero es importante aprovecharlo y, a estas alturas, empiezan a aflorar los nervios: aunque solo uno tenga que enfrentarse a la EBAU (o EvAU), es una época de inquietud para toda la familia. Aquí tienes unos consejos para ayudar a tu hijo a sobrellevar esta temporada difícil.

4 consejos para enfrentarse a la EBAU en familia

1. Saber a lo que se enfrenta tu hijo

La mayoría de los chicos saben en qué consiste la prueba y los pasos que deben dar porque les suelen informar de ello en el instituto, pero es importante que lo sepas tú también y podáis comentarlo por si queda alguna duda.

Además de las fechas clave y los pasos administrativos, conviene tener muy claro de qué fases y materias consta la prueba, cómo se puntúa cada una, con qué nota se aprueba, etc. Puedes encontrar esta información en la Web de la universidad con la se vaya a examinar y en el BOE.

2. Facilitar el estudio, pero sin agobiar

A estas alturas lo más seguro es que tu hijo ya tenga sus propios métodos y le funcionen, pero si no acaban de darle resultado, podrías sugerirle que pruebe otras técnicas de estudio que le ayuden a estudiar mucho material en poco tiempo. Siempre sin imponer, también puedes sugerirle que se cree un calendario con lo que va a estudiar cada día y el tiempo que dedicará a ello, sobre todo en los días previos a la EBAU tras acabar las clases en el instituto. Y recuérdale que si anda un poco justo en algo, todavía podéis buscar ayuda.

3. Mantener la calma

Es lógico que los padres se preocupen por el rendimiento de sus hijos en una prueba tan importante, pero agobiarlos no es la mejor opción para ayudarles a mejorarlo. Unos padres histéricos solo consiguen que sus hijos se estresen más y rindan menos. Intenta tranquilizar a tu hijo apelando a las estadísticas (en realidad suspende un porcentaje muy bajo) y a que, si va aprobando el curso, no debería tener miedo porque es solo un examen más. Dile también que no se obsesione con ideas como que se va a quedar en blanco (porque así se “invoca” el blanco) y recuérdale que hay vida más allá de la EBAU: si no consigue la nota que necesita puede considerar otras opciones, como presentarse a la segunda convocatoria, solicitar plaza en otra universidad con una nota de corte más baja o incluso empezar otra carrera relacionada con su objetivo principal y cambiar cuando tenga suficientes créditos aprobados.

También es importante dejarle espacio y no estar todo el día insistiendo en que coma más (aunque procures que tenga disponible comida saludable), que duerma más, que salga un poco, etc. A medida que se acerca el examen aumenta la tensión, así que es posible que algún día te lleves una mala contestación; cuenta hasta diez antes de cabrearte.

Por último, sugiérele que evite comentar el temario con sus amigos porque se pueden contagiar los nervios y/o generar inseguridades y no centréis todas las conversaciones de casa en torno a los exámenes.

4. En el día D…

Acompáñale al centro en el que tiene que examinarse si te lo pide o insinúa (si prefiere que no vayas, haz el trayecto con él unos días antes para que tenga el recorrido bajo control y se familiarice con las instalaciones). Antes de salir de casa, asegúrate de que lleva todo lo necesario (no te haces idea de cuántos padres aparecen corriendo con el DNI del muchacho a escasos minutos del inicio del protocolo de entrada al aula) y de que no lleva cosas que no le hacen falta y le pueden meter en líos.

Sobre María Pascual

María Pascual Cabrerizo es doctora en Traducción y Comunicación Intercultural por la Universidad de Valladolid, donde actualmente trabaja en la formación de futuros ingenieros y profesores de Educación Primaria e Infantil y colabora en distintos proyectos de investigación. Además de su labor docente e investigadora, realiza traducciones de todo tipo de documentos y libros, desde manuales de informática hasta lecturas infantiles. María es también coautora, de tres libros de inglés Para Torpes (Oberón Práctico) y de materiales didácticos para la plataforma virtual Didakids.

Artículo recomendado

Peleas entre los hermanos

Peleas entre los hermanos, ¿por qué se pelean?

Aunque pocas relaciones son tan cercanas como la que comparten los hermanos, es raro encontrar …

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR