Inicio > Familia > Juegos > El arco iris Waldorf, el juguete prefecto para todas las edades

El arco iris Waldorf, el juguete prefecto para todas las edades

Arco Iris WaldorfEl arco iris Waldorf es un sencillo pero llamativo juguete que se ha puesto de moda en los últimos años. No es un juguete especialmente barato y muchos padres se lo piensan dos veces antes de comprarlo. Pero, ¿cómo se juega con él?, ¿desde qué edad lo pueden usar los niños?, ¿el arco iris Waldorf es un juguete tan completo como cuentan? Vamos a conocer un poco más este elemento de juego y así cada uno podrá valorar si merece la pena la inversión.

¿Qué es?

Posiblemente el arco iris Waldorf es el juguete más representativo y popular del universo de Grimm´s. Es un puzle, un juguete apilable, encajable y un juego de construcción, formado por una serie de arcos de madera de menor a mayor tamaño que encajan entre sí y que tienen diferentes colores.

Los juguetes educativos de Grimm´s se fabrican en Alemania y son considerados ecológicos porque su madera de arce es procedente de bosques gestionados de manera responsable, y llevan un acabado con tintes en base agua y aceites naturales, que le dan un color, tacto, aroma y aspecto muy natural y garantizan la seguridad de los niños. Por ello, posee el sello de calidad de la asociación Spiel Gut (Buen Juguete), que certifica la calidad del juguete en su importancia como herramienta para el desarrollo físico, mental y social de los niños a través del juego y de su experiencia individual.

Estos juguetes educativos, aparte de su indudable belleza, están hechos para inspirar los sentidos. Es uno de los elementos de juego más característicos de la pedagogía Waldorf debido a su versatilidad y a que cubre todas las necesidades de juego de los niños a lo largo de sus diferentes etapas de desarrollo.

¿Cómo se juega con él?

Arco Iris Waldorf 02La sencillez en el diseño del arco iris Waldorf hace que sea un juguete lleno de posibilidades. Aparentemente es un arco iris de madera, eso es lo más obvio, pero la imaginación de los niños lo convierte en un sinfín de cosas diferentes.

Los juguetes con luz, movimiento y sonido a menudo convierten al niño en espectador pasivo de las funciones de ese objeto. Es decir, el juguete sirve para pulsar un botón y que se encienda una luz y aparezca un sonido, por ejemplo. Los juguetes sencillos e indefinidos activan mucho más la imaginación porque no tienen una función predeterminada y por lo tanto dependen de la interpretación y uso que cada uno quiera darle en cada momento. Ese es el motivo por el que cuando le regalamos un juguete a un niño, se lo pasa mejor jugando con la caja. Porque la caja puede ser mil cosas y transformarse en todo cuanto ellos sean capaces de imaginar: un barco, un coche, una casa, un casco…

Lo mismo sucede con el arco iris Waldorf. Puede ser un túnel, una torre, la cola de una sirena, un barco, un laberinto… A menudo los juguetes favoritos de los niños, aquellos que más les motivan e inspiran, son aquellos juguetes desestructurados y con aspecto un tanto abstracto que ellos pueden utilizar y combinar a su antojo.

La sencillez de uso del arco iris Waldorf y simplicidad de formas anima a los niños a imaginar y crear sin límite. Pero además, favorece su desarrollo cognitivo y sensorial. Los niños son felices cuando aprenden jugando a su aire, libremente. Si dejas al alcance del niño 3 ó 4 juguetes y el arco iris Waldorf y no intervienes te sorprenderás de la cantidad de juegos que saldrán de la imaginación de tu pequeño combinando pocos elementos de juego. Si quieres ver algunas ideas de las construcciones que se pueden hacer con este arco iris puedes echar un vistazo a estas fichas descargables del blog El mundo con O o del Aula TEA de los soles.

¿Qué beneficios tiene el arco iris Waldorf para el desarrollo del niño?

  • Es un objeto poco definido y desestructurado que no limita la imaginación del niño, ya que puede todo lo que el niño quiera imaginarse, ayudando a desarrollar su creatividad.
  • Fomenta el juego simbólico, que es ese tipo de juego en el que los niños “hacen como si”, hacen como si un arco del arco iris fuera un teléfono, o un túnel, o un puente, o el arco iris entero una manta para cubrirse las piernas o una cueva para sus muñecos… les permite construir todo tipo de escenarios e imitar en ellos situaciones de la vida real mezcladas con su propias historias imaginarias inventadas.
  • Manipulando sus piezas ganan destreza en la motricidad fina y coordinación óculo-manual.
  • Las piezas del arco iris Waldorf les ayuda a diferenciar formas, tamaños y colores.
  • Les ayuda a ordenar, clasificar y agrupar, trabajando el orden y la seriación en base al tamaño o los colores.
  • Ayuda a comprender conceptos complejos como el equilibrio, la simetría, el espacio y la resistencia. En muchas de sus construcciones, los peques deben colocar estratégicamente los semicírculos de forma que estos vayan sirviendo de contrapeso a la construcción, por lo que aprenden a trabajar el equilibrio y a manejar los contrapesos.
  • Levantar estructuras estables con el arco iris Waldorf les obliga a planificar y aplicar la lógica, a través de la observación, el ensayo y el error.
  • Favorece la atención y concentración.
  • Su fabricación artesanal con materias primas naturales y su diseño otorgan una experiencia de juego sensorial muy valiosa, a través de la observación e identificación de colores y del tacto tan particular de la madera.
  • Permite el juego en solitario o en grupo.

¿Por qué es un juguete para todas las edades?

Arco Iris Waldorf 03Otro de los puntos fuertes del arco iris Waldorf es que es un juguete dirigido a todas las edades (desde los 10-12 meses, según modelo, hasta aproximadamente los 10 años), que ofrece infinitas combinaciones constructivas y de juego simbólico. Dependiendo de la edad, cada niño le sacará un partido u otro al juguete, las construcciones adquirirán una complejidad diferente y el juego simbólico también. El juguete evoluciona con el desarrollo del niño.

Al ser de madera, son juguetes de alta durabilidad que “no caducan”. En primer lugar porque su uso evolucionará junto con el niño; y en segundo lugar porque no “pasa de moda” de cara a que lo usen hermanos más pequeños.

En definitiva, el arco iris Waldorf es un juguete muy completo con una increíble versatilidad y miles de posibilidades para desarrollar, entre otras cosas, la mente creativa que todo niño alberga en su interior, independientemente de la edad que tenga porque es el niño quién interpreta el juguete y por lo tanto éste evoluciona con vuestro hijo. Además, tiene una calidad excelente, soporta como pocos juguetes el paso del tiempo y es un juguete respetuoso con el medio ambiente al estar hecho con madera de plantaciones sostenibles. Es un elemento de juego que acompañará a vuestros hijos durante muchos años.

 

Sobre Verónica Alonso

Verónica Alonso es psicóloga especialista en Trastornos del Espectro del Autismo. Estudió en la Universidad de Salamanca y al finalizar la carrera se mudó al sur para realizar sus estudios de doctorado en psicología clínica y de la salud en la Universidad de Granada. Allí empezó a trabajar y a especializarse en Trastornos del Espectro del Autismo, continuando posteriormente su carrera en Madrid y actualmente en Estados Unidos. Tiene un máster en psicoterapia y es experta en terapia familiar y de pareja. Ha publicado diferentes artículos científicos relacionados con la ansiedad social.

Artículo recomendado

elegir juguetes

Cómo elegir juguetes adecuados para cada niño

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, diciembre es el mes en el …

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR